ojoseco-01.png

Opciones de tratamiento

Para el tratamiento del ojo seco se utilizan gotas lubricantes, antiinflamatorios, antibióticos, medicamentos sistémicos, gafas protectoras, dispositivos que evitan la evacuación de las lágrimas del ojo y cirugías mediante láser.

Para definir cuál es la mejor opción de tratamiento en los pacientes con síndrome de ojo seco se debe medir la producción lágrimas y evaluar las consecuencias que la enfermedad ha traído a los ojos, mediante un examen especializado en ojo seco.