ojoseco-01.png

Drenaje glándulas de Meibomio

Una de las causas más frecuentes de irritación y daño ocular, se debe al síndrome de ojo seco evaporativo,  secundario a una disfunción de las glándulas de Meibomio de los parpados. El drenaje o canalización de las glándulas permite la restauración de su función y es una forma de tratamiento natural del ojo seco.

 

Para el procedimiento se requiere una meibografía o examen de la anatomía de las glándulas de meibomio y mediante una técnica que actúa directamente sobre las glándulas de Meibomio se procede a la restauración de las mismas de una forma muy segura y con una tasa muy elevada de eficacia.