ojoseco-01.png

Tengo Ojo Seco

El ojo seco es una condición que se debe asumir con tranquilidad, pero con  responsabilidad, conociendo que es una condición que se puede asociar no sólo a molestias oculares, sino a una gran variedad de síntomas asociados a la actividad visual entre los que se encuentran cansancio ocular, visión doble y cefaleas o dolores de cabeza.

 

Es importante asistir a evaluación en una clínica o con un oftalmólogo con experiencia en el manejo de ésta condición para lograr el mejor resultado posible en su tratamiento y para descartar las complicaciones pueden ocasionar un daño permanente en la visión, entre las que se encuentran queratitis, ulceras y abscesos en la córnea. .

 

El identificar el ojo seco es el primer paso para conservar la salud de los ojos, ahora debemos identificar con precisión el tipo de ojo seco para poder brindar el tratamiento exacto que cada paciente requiere.