ojoseco-01.png

Evaluación de la osmolaridad lagrimal

Mediante este examen tenemos una determinación rápida, precisa, indolora y objetiva de la osmolaridad lagrimal como parámetro para diagnóstico, clasificación y seguimiento del ojo seco.

 

Entre sus ventajas se encuentran:

 

  • Es una evaluación muy rápida y precisa, solo consume unos pocos segundos y con una cantidad mínima de lágrimas (50 nano litros).
  • Proporciona información confiable sobre la severidad del ojo seco.
  • Es una prueba reproducible e independiente de cualquier observador u opinión.

 

El examen es muy sencillo de realizar; se toman 50 nano litros de lágrimas con un dispositivo especial, su interpretación dura apenas unos segundos y los resultados son entregados de manera inmediata.