ojoseco-01.png

Cuantificación de la producción de lágrimas (Schirmer)

Es la prueba clásica para el diagnóstico de ojo seco. Hace parte de la evaluación oftalmológica en los centros y consultas especializadas en el manejo de esta enfermedad y consiste en la medición de la cantidad de lágrimas.               

 

Se realiza colocando un papel especial sobre la superficie del ojo y midiendo la cantidad de lágrimas que recoge durante 5 minutos; la medida mínima de lágrimas de un paciente sano es de 10mm. El test de Schirmer es una prueba obligatoria siempre que se adaptan lentes de contacto, cuando se realiza cirugía ocular,  siempre que se tiene cualquier síntoma que pueda estar relacionado con ojo seco y en general siempre que se quiera tener una evaluación confiable del estado de salud del ojo y de la evolución en el manejo del ojo seco.